Seleccionar página

La razón del corazón.

En esenciadeatencion.com estamos tratando la coherencia cardiaca. Creo que es algo muy interesante que quiero trasladar. 

Se trata de utilizar la inteligencia del corazón. Cuando el corazón y el cerebro se sincronizan generan un estado biológico donde el organismo funciona correctamente. Un estado en el que todo trabaja en armonía: la respiración, la digestión, la liberación hormonal, el sistema inmune…

El ritmo del corazón, a través de la respiración, produce un estado fisiológico óptimo para la salud, el rendimiento y los procesos regenerativos naturales del cuerpo. A este estado se le denomina coherencia cardiaca. 

El corazón es un órgano tan potente, que genera un campo eléctrico 100 veces mayor que el del cerebro y un campo magnético 5000 veces mayor. Esta energía, esta fuerza, se transmite a todas las células del cuerpo y se proyecta al exterior, envolviéndonos 360º. 

Este campo protector que nos dirige y protege, varía según la experiencia emocional que tengamos. Si tenemos emociones expansivas (entusiasmo, alegría, bienestar, gratitud…) que producen patrones de ritmo cardiaco equilibrados, esto repercute beneficiosamente en todo el organismo. 

Las emociones que nos contraen, como el enfado, la culpa o la decepción producen una descoordinación de la coherencia cardiaca. Una especie de caos en el ritmo cardiaco, que se ve reflejada en el cuerpo. 

En coherencia cardiaca se desencadenan millares de cambios bioquímicos, el sistema inmune se vuelve más fuerte, se piensa con mayor claridad y se siente bienestar.

Y después de esta información, mientras te enfrentas a los retos de cada día… ¿Qué puedes hacer? Pues, puedes crear coherencia en tu vida. 

Para saber más sobre coherencia cardiaca, mindfulness transpersonal y todos sus prácticos beneficios, únete a…